Bolsito infantil

Al tener mi máquina de coser nueva (fue mi regalo de cumpleaños), una amiga me pidió que le hiciera un bolsito para la merienda del hijo. Me dijo literalmente “confío en tu gusto”. Comento que tendría que comprar uno y que sabía que el que le hiciera sería más bonito y realizado con más cariño que uno comprado en cualquier sitio.

Me puse manos a la obra. Cogí una tela que tenía por casa y un tejano que había cortado para otro proyecto (el cual colgaré en algún momento). Solo tuve que comprar el fieltro y la cuerda.

En estos caso lo más difícil es el escoger la forma y telas que tendrá, es decir, el diseño, ya que nunca se está seguro si le gustará o no a la persona que realizo el encargo.

En este caso fue un éxito, le encanto.

Después de este he tenido otros encargos de parte de mi cuñada de los que no tengo foto pero intentaré hacerlas en cuanto pueda.

A mi parecer, este es el punto principal del DIY, no solo el reciclar las cosas que tienes por casa para sacarles más provecho, aunque es su principal regla, también es el hecho de sean únicas. Por más que yo realice otro bolsito, aunque siga el mismo modelo, nunca será igual, cada modelo tendrá su “personalidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: